domingo, 4 de septiembre de 2011

Emotivo final de "Gattaca" (Andrew Niccol, 1997)

Aprovechando que el pasado sábado echaron en la Sexta 3 la película Gattaca os pongo aquí la que considero una de las escenas más bellas y llenas de esperanza de la ciencia ficción. Gattaca es una de esas pequeñas joyas que pasaron desapercibidas en su momento, pero que el tiempo ha sabido poner en su sitio sabiamente. Creo que es un film que poca gente a tenido la posibilidad de ver y que a quién no lo haya hecho, le recomiendo hacerlo. Uno de los momentos que sobrecogió a todos los que vieron el film fue ese gran final. Esta escena esta apoyada en la excelente melodía de Michael Nyman, una pieza magnífica de las bandas sonoras de los 90. Las imágenes, muy cercanas a 2001 Odisea en el espacio, reflejan un perfecto imaginario de la ciencia ficción. La intervención del "buen doctor" y el montaje que alterna imágenes de Jude Law en el crematorio, añaden, junto a la música, todo el dramatismo y la emoción a una escena que ya ha pasado a formar parte de mi pequeña historia del cine. Otra de los elementos que han hecho de ésta una escena mítica es la frase final que dice Vincent: "Para ser alguien que nunca estuvo hecho a la medida de este mundo debo confesar que me está resultando difícil abandonarlo... Quizás no me esté marchando. Quizás este yendo a casa" ¿Mi sensación al verla?: emoción pura y dura, lagrimas de alegría incontrolables al ver a Etah Hawke pasar el control. Una escena inolvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario